18 may. 2017

Entrevista a Josefina Racedo, sobre la presentación del libro "Crítica de la vida cotidiana en comunidades campesinas, Doña Rosa una mujer del noroeste argentino"



Link para descargar audio


El 12 de mayo desde la Feria del Libro dialogamos con Josefina Racedo, Psicóloga Social, sobre la presentación de la tercera edición (ampliada) del libro "Crítica de la vida cotidiana en comunidades campesinas, Doña Rosa una mujer del noroeste argentino".

En el panel de presentación acompañaron a Josefina Racedo, Ana P. de Quiroga, directora de la Primera Escuela Privada de Psicología Social, fundada por el Dr. Enrique Pichon-Riviere,  Liliana Tamagno, Profesora Titular y Directora del Laboratorio de Investigaciones en Antropología Social de la UNLP, quienes fueron prologuistas de las ediciones anteriores.

Racedo nos contó cómo se dio ese encuentro con Doña Rosa que terminó en un libro, “se dio en plena dictadura, yo estaba realizando una tarea para el Conicet aunque la Universidad de Tucumán me había expulsado, esto fue en el año 77, inicio del 78. En ese recorrido por las comunidades campesinas que necesitaba un Programa de las patologías mentales en la Argentina, que así se llamaba, fue muy casual porque buscando camino de encontrarme con las comunidades, con las familias, con las cosas que dan sentido a la salud, porque esa era mi tarea, siempre desde una mirada desde la psicología social que considera que esto de la salud y la salud mental es una construcción colectiva; topé con una señora que era agente sanitaria, así se llamaban en esa época las personas que visitaban cada familia para conocer o sostener la salud mental.”

“Ese verano del 78 fue realmente providencial porque a partir de allí con Doña Rosa, si bien seguí haciendo la investigación hasta los 80. Comencé a llegarme periódicamente cualquier época del año en cualquier situación posible a este pequeño lugar que queda en medio de las montañas tucumanas, al norte yendo hacia Cafayate… creo que en la providencia en el sentido que no había buscado su presencia, permitió que esa relación se convirtiera en una amistad y esa amistad fuera el eje por el que conversáramos los próximos diez años con ella y se convirtiera en un libro que lo hemos disfrutado enormemente ella y yo, con su familia.”

“Ese origen que para muchos, bueno escribir un libro o publicar un libro es suficiente, entra y sale, ya está… fue para no sólo un final de un período sino también la continuidad porque la amistad, el trabajo y las luchas, después del 85 en adelante, la organización de la comunidades como parte de este proceso que se dio en la Argentina de la reivindicación de los pueblos originarios que existimos, antes se decía que la Argentina era un país blanco, después Menem quiso decir que no existíamos más. Toda esa parte ha sido para nosotros que trabajamos en la comunidad campesina, yo elegí trabajar con las comunidades campesinas, ha sido la posibilidad que siguiéramos sintiendo el valor y el desafío que sigamos haciéndolo.”

“No es solamente escribir un libro y ya está, es lo que la academia muchas veces auspicia, sino que era poner en ese escrito poner la verdadera vida, por eso es una crítica de la vida cotidiana desde la Psicología Social, donde los sufrimientos y las alegrías están al mismo tiempo”

También Josefina Racedo nos contó sobre los cambios en la comunidad “no ha habido una ausencia de más de 20 años, sino que el regreso para esta idea es que se han agotado dos ediciones y había también una necesidad en mí de ver cómo estábamos. Entonces el año pasado fui con doña Rosa, conversando en su casa, en la misma casa, en la misma silla, en el mismo patio, comiendo las mismas uvas y los higos que comimos durante años, es que convenimos que valía la pena conversar como lo habíamos hecho, porque doña Rosa con sus 86 años tiene la misma lucidez, la misma fuerza y tiene la memoria que nos hace falta que se conozca. Porque para nosotros, nuestros pueblos necesitamos que la memoria siga y quienes la tienen a la memoria siguen siendo los mayores. No siempre queda registrada la memoria como es, sino que muchas veces se la escucha a la persona mayor para escribir lo que el otro quiere no lo que la persona está diciendo” estas son las líneas de trabajo con la que polemiza Josefina Racedo.

“Esto fue un reencuentro por eso en esta tercera edición, que es el mismo libro con una parte nueva, tanto al inicio un prólogo nuevo y una presentación y al final otros artículos que ahí habla doña Rosa las cosas que han pasado en estos 30 años y creo que esto sirve también para mostrar que la vida sigue, la historia sigue y es mejor saber que en este presente esa historia está viva, es presente… lo que ha pasado en 30 años ha sido esencial para las familias de Talapazo  y de doña Rosa, hay modificaciones, hay luz eléctrica, por ahí se puede llegar mejor”…

“Todo lo que tienen lo han conseguido luchando, peleándole a la comuna a los que van y ofrecen tantas cosas, a veces llegan un día y se van, filman y se van, no dejan nada. Hay otros que dan respuesta en función de cómo se plantean esas necesidades, por ejemplo la universidad ha trabajado ahí un tiempo, pero el agua que ellos han puesto con un caño de pvc, que toma el agua de la vertiente a 500 metros para que venga hasta la casa lo han hecho ellos, con su lucha, con su propio esfuerzo. Eso es lo importante que creo yo que vale la pena que uno siga diciendo, no es que está todo igual, la lucha que han iniciado ellos siguen.”

Josefina al finalizar la entrevista expresó una reflexión sobre el libro:

“Traer a la Feria del Libro la presentación de este libro, aunque doña Rosa no haya podido venir, hace que también sintamos que es posible, si uno pelea bien, lograr los cambios que nos hacen falta en profundidad en nuestro país.”

“Lo que uno escribe no es para uno, es para otro, porque lo escribió con otros y escribir un libro es muy fácil según quien lee e incentive. Para mí el incentivo no fue fácil, pero por ejemplo la editorial que también sobrevive después de 30 años, que es Ediciones Cinco, me impulsó, los amigos cercanos de psicología social, en esto de entender que los cambios se hacen si uno pelea también han ayudado que esto sea posible, por eso estoy muy contenta.”



Facebook: Ediciones Cinco