8 sept. 2016

Sección deportes con Pablo Caferatta: Situación de cierre de los clubes barriales por las políticas del gobierno de Macri




Link para descargar audio  





Los clubes de barrio, son una parte importante no solamente por la función deportiva que cumplen, sino también por una cuestión social. Estos clubes albergan a cientos de miles de chicos de familias que no pueden pagar una cuota social en ningún club importante.

Los clubes grandes se nutren de estos clubes de barrio, porque hay escuela de fútbol para chicos de muy temprana edad, que son vistos, fichados por  clubes más grandes y dan un salto hacia esos clubes, en todos los deportes no solo en el fútbol, sino también en el básquet, en el vóley, en todos los deportes.
Los clubes de barrio cumplen una función social y de contención, van chicos no solo a ser deportes, van a comer, a vestirse y eso con estas medidas económicas se ha profundizado. Con la devaluación, el tarifazo, son clubes que pagaban promedio 2500 pesos de luz y pasaron a pagar 25.000 y con la cuota que cobran que es una cuota social,  no como una tarifa social, esta es una cuota social enserio, chicos que pagan diez pesos, cien pesos para poder ir al club y con eso el club no puede mantenerse.
Hay que tener en cuenta que los dirigentes de esos clubes son vecinos, es gente que termina poniendo plata para infraestructura, para ropa, para un montón de cosas. Los dirigentes de estos clubes lo hacen por vocación, no son empresarios consagrados que van a buscar el negocio y con un esfuerzo muy grande. Con estas nuevas medidas, tarifazos y nuevos aumentos de costos, los clubes barriales no solo están en una situación precaria, sino tienden a desaparecer, muchos tienen que cerrar sus puertas y no estamos hablando de 30 o 40 clubes, son cientos, para darse una idea en la ciudad de Rosario hay casi 900 de esos clubes.
Los chicos que van a los clubes de los barrios si estos se cierran vuelven a la calle porque no tienen otro lugar de contención y que se pueden encontrar en las esquinas, la droga, la delincuencia, la prostitución.
Estos clubes tienen una función social de contención y todo un recorrido histórico, hay clubes que tienen más de 60 años, tienen una trayectoria y labor con los chicos y sus familias.
La situación es muy grave, hay una ley que no está siendo respetada, esta ley del año 2014 plantea que estos clubes deben tener una contención especial por parte del gobierno de turno. Eso no se está aplicando, la ley no está reglamentada y es lo que están reclamando.
Son clubes que tienen de 200 a 300 socios, cobran una cuota de diez a cien pesos como mucho y es difícil sostener. Es necesaria una comprensión de parte de los organismos públicos, porque la Afip los trata como comercios, ni siquiera como asociaciones sin fines de lucro.
Es una situación compleja y dura, se pone en juego el futuro deportivo del país si desaparecen estos clubes barriales, porque como decimos muchos deportistas consagrados salen de esos clubes.

Pablo Caferatta