14 jul. 2016

Sección deportes, Pablo Caferatta: NI UNA MENOS - LOS JUEGOS OLIMPICOS DE 1900 EN PARIS


Link de Descarga 


Teniendo en cuenta que en nuestro país el mes pasado se organizó en nuestro país la marcha organizada con el lema “Ni una menos”; y dada la proximidad de los próximos Juegos Olímpicos a disputarse en Río de Janeiro en el próximo mes de Agosto, bien vale recordar como comenzó esta historia de los juegos y lo determinante que fue para el deporte femenino.

Los juegos de 1900 fueron muy particulares por distintas situaciones que se vivieron y que marcaron un antes y un después en el deporte y en la historia de los mismos.

Porque no es un dato menor decir que fueron los primeros juegos de la era moderna, ya que a partir de ellos se empezaron a celebrar en distintas ciudades del mundo cada cuatro años (antes de esta fecha solo se celebraban en Atenas).

Tampoco es un dato menor que fueron los peores juegos organizados de la historia, tal es así que la estadounidense Margaret Ives Abbot, vencedora en golf murió en 1955 sin saber que había sido campeona olímpica, teniendo en cuenta que en estos juegos no se entregaban medallas, sino pintorescos objetos como bastones con puño, reproducciones de la Torre Eiffel, par de guantes, etc.
Fueron los juegos más largos de la historia ya que comenzaron el 14 de Mayo y culminaron el 28 de octubre. Más de 5 meses compitiendo!

También es un dato relevante que los juegos de 1900, fueron los protagonistas del único triunfo olímpico…de un niño! Y fue así ya que en una competencia de remo, dos holandeses descubren que pueden quedar descalificados porque el peso de su timonel excedía el permitido reglamentariamente. Por eso, recorriendo las calles de París encuentran a un niño francés de una edad aproximada a los 10 años, a quien le piden la ayuda para dar con el peso correcto. El niño pesaba 33 kilogramos y entonces pudieron competir, ganando increíblemente la carrera.
Pero lo más importante de los Juegos Olímpicos de 1900, fue el hecho de que fueron los primeros en los que se incluyó el deporte femenino.

Hasta aquí el deporte olímpico estaba vedado para las mujeres, es más, el impulsor de estos juegos de la era moderna, Pierre de Coubertin, estaba abiertamente en contra de la participación de las mujeres en estas disciplinas. Él sostenía que las mujeres solo tenían que limitarse a coronar a los ganadores.
Sin embargo fue en estos juegos donde, de un total de 1066 participantes, alrededor de 22 fueron mujeres. Compitieron en golf, tenis y crocket. El 11 de julio de 1900 la tenista británica Charlotte Cooper, a quien le decían la solterona porque a los 28 años todavía no se había casado, se corona en tenis, siendo la primera vez que una mujer ganaba un juego olímpico. Estos juegos también marcaron el bautismo para los torneos de dobles mixtos en tenis, ya que ante las pocas participantes para esta modalidad, tuvo que recurrirse a los varones para completar las parejas.


Sin dudas, los Juegos Olímpicos de París del año 1900, por todas sus curiosidades, marcaron un antes y un después en la historia del deporte. Estando tan cerca de los que se van a disputar en Río, valga el tributo para estos juegos, que marcaron el inicio de la participación de las mujeres, que tantas glorias aportaron al deporte mundial.