8 jun. 2016

Entrevista a Wanderson Pinheiro, dirigente de La Unidad Popular Pelo Socialismo (UP), sobre la situación política en Brasil



Wanderson Pinheiro es de la Unidad Popular por el Socialismo y referente del Frente sin Miedo de Brasil.

¿Cómo se fue preparando la destitución de Dilma?

Sectores de la extrema derecha de Brasil, aprovechándose de las consecuencias de la crisis en Brasil y también de la falta del gobierno del PT de Dilma de haber realizado las necesarias en el país. Entonces esos sectores con apoyo de la MIYA(*) burguesa, de sectores de la justicia brasileña están en este momento en Brasil conduciendo un proceso de apartamiento de ninguna base legal, puesto que no hay un crimen de responsabilidad que invade el impedimento del presidente. Pero lo más importante es que nosotros decimos que es un golpe institucional que tiene por objetivo impulsar políticas contrarias a los intereses del pueblo brasileño: los cortes de las redes sociales, implementación de políticas neoliberales, privatizaciones, entrega de los recursos naturales del país. Entonces el golpe impulsado por un Congreso Nacional corrupto que entrega el país a los sectores de extrema derecha, fascistas, que van a las calles, son MAYISTAS incluso, que vienen desatando una situación de odio contra los más pobres y que van a llevar la economía del país para una crisis más profunda.

¿Cómo tendríamos que analizar esta crisis política que está sufriendo Brasil?

Para nosotros, la crisis política es el resultado de dos cuestiones: la primera, la crisis económica, de los agotamientos del modelo desarrollista del PT que no ha hecho las reformas sociales, como la reforma agraria, el fin de los pagos de la deuda pública, una reforma fiscal que beneficie a los más pobres para ampliar la renta del pueblo. Entonces fue un modelo desarrollista basado en los créditos y basado en el movimiento de la economía nacional y la desfinanciación de la economía. Con ese modelo se han engrosado y con ese modelo también se produce la crisis económica, y la crisis política. La incapacidad del PT de hacer una política popular profunda, una verdadera política volcada al pueblo fue la responsable por la situación que hoy genera la crisis política. En segundo lugar, los intereses de las elites más retrogradas del país que aprovechan la crisis económica para plantear que la mejoría de la economía del país viene a través de una nueva de arroyos y recortes contra los trabajadores. Esta crisis política tiene como central partidos políticos que hasta poco también estaban en el seno del gobierno del PT, del gobierno de LULA, como el PMTD(*) que rompió con el gobierno y el partido socialdemócrata que tiene relaciones estrechas con el imperialismo norteamericano. Entonces, también en nuestro análisis planteamos que la crisis política en Brasil es agravada por los intereses del imperialismo, por la ampliación y profundización de la concurrencia internacional de los monopolios norteamericanos, ingleses, rusos…
¿Este aprovechamiento que están haciendo estos sectores de derecha de Brasil tiene relación, el descontento del pueblo brasileño que denunciaba en el 2014 la crisis política y económica que había?

Está en duda el proceso de insatisfacción popular. Como había hablado, el gobierno del PT no realizó los cambios necesarios en los años que estuvo en el gobierno, y en el momento la población vive una situación de aumento del desempleo, de disminución de los empleos en la industria, de industrialización del país, aumento en los costos de la educación, de la salud, de la habitación (vivienda*). Entonces, es una situación en que el pueblo está bastante insatisfecho con la situación general y con la situación económica del país y por eso muchas capas medias de la población corrieron a las calles pidiendo el corrimiento de Dilma …)

¿Usted cómo ve que puede terminar esta situación?

Es un escenario muy inconcluso. Nosotros de la unidad popular por el socialismo y del frente pueblo sin miedo impulsamos que la política sea hecha en las calles, que el pueblo que está saliendo a las calles todas las semanas, casi todos los días hay manifestación en Brasil contra los sectores golpistas de la extrema derecha, decimos que no aceptamos, no queremos ni una negación de derechos. Entonces son sectores que están muy vivos en las calles. Planteamos fuera el gobierno golpista de Michel Temer. Esta es la consigna unitaria de todo el movimiento popular de Brasil: ¡Fuera Temer! Nosotros no lo aceptamos como gobierno legítimo, es un gobierno que no representa los deseos del pueblo brasileño, pero el deceso de todo eso es muy inconcluso, hay sectores de las elites que están bien, no están satisfechos con la situación. El gobierno de Temer, el gobierno interino ha dado también demostración de flaquezas cuando dos ministros se quedaron callados debido a denuncias por corrupción, como casi todos los ministros del gobierno. El gobierno tuvo que retroceder en dos medidas frente a la presión de los movimientos en las calles, como ocupación de predios públicos, área de la cultura, en las escuelas. Entonces nosotros hemos impulsado para que la salida la encontremos en las calles junto al pueblo y que el pueblo pueda reivindicar no solo participación más decisión política, que no tome el poder en Brasil un gobierno puesto, un gobierno que no fuera electo por el pueblo, y que el pueblo pueda decidir el destino del país. Nosotros creemos que es muy difícil que Dilma sea reelegida, porque la extrema derecha tiene amplia mayoría en el Congreso y en el Senado de Brasil.
 
Le agradecemos y un abrazo muy fuerte desde el Brasil.




Link de Descarga