12 abr. 2016

Entrevista a Oscar Monzón, de la CCC y el PTP de Salta, sobre la criminalización al dirigente social Nelson Salazar


Salta: Urtubey persigue a los movimientos sociales y criminaliza la protesta
Campaña activa por la LIBERTAD de NELSON SALAZAR
Como parte de la mano dura para hacer pasar el ajuste Urtubey, aliado a Romero, reprimen a los movimientos sociales y criminalizan la protesta.
Nelson Salazar esta preso por luchar por tierra, techo y trabajo, es un caso grave y profundiza las políticas que aplican los gobiernos para criminalizar a las organizaciones sociales.

Déficit habitacional en la provincia de Salta
Durante los últimos diez años el déficit habitacional se agravó en la provincia de manera alarmante: son miles las mujeres, hombres, jóvenes, ancianos, niñas y niños sin acceso a este derecho humano básico; son miles las familias numerosas con más de cuatro pequeños, golpeadas por esta grave falta.
Viven como pueden: la mayoría hacinados con otros familiares o pagando alquileres de lugares insalubres e inseguros a precios que se comen casi todos sus ingresos. A esta dolorosa situación debemos agregarle la creciente desocupación, la inflación, la crisis sanitaria y la pobreza que ya son insoportables. Mientras tanto, a la par de los sufrimientos del pueblo, lo que creció -y no para de crecer en la ciudad de Salta- promovido por los sucesivos gobiernos es el negocio de la coima, la especulación y la usura inmobiliaria.
Recordemos que, según investigaciones periodísticas y datos de los propios organismos estatales, en toda la provincia es necesario entregar algo más de 75.000 lotes o terrenos para cubrir mínimamente el déficit habitacional; sin embargo, durante los dos gobiernos de Juan Manuel Urtubey se entregaron en algunos periodos menos de 1.000 lotes por año.

También es conveniente decir que la provincia cuenta con más de 1.200.000 habitantes, de los cuales 700.000 (el 60% de la población) viven en la ciudad de Salta y sólo en Capital se necesitan al menos 20.000 lotes para las familias con más urgencias habitacionales. Esta realidad y estos datos explican la sabia decisión de miles de familias de organizarse y comenzar a discutir sobre el problema del acceso a la tierra y a la vivienda.