12 nov. 2014

Material del programa del 10 de noviembre

El lunes 10 de noviembre, En Calle Viva no salió al aire porque Radio Sur transmitió el partido de fútbol del Club Huracán. 

En el programa anterior, tuvimos una extensa e interesante conversación con Amancay Ardura, coordinador nacional de la Corriente Clasista y Combativa, porque por esos días la CCC estaba cumpliendo 20 años (la entrevista completa se encuentra en este blog). 



Y tal como lo anunciábamos en esa charla, el jueves 6 de noviembre, la Corriente Clasista y Combativa festejó sus primeros 20 años de existencia con un gran acto en Plaza Once, en la Capital Federal. Dado que no pudimos salir al aire, les ofrecemos las grabaciones de algunos de los discursos que se pronunciaron en el acto, en el que, además de los dirigentes más conocidos de la Corriente, como el propio Chiquito Ardura, Juan Carlos Alderete, María Rosario, también estuvo Pablo Micheli, el secretario general de la CTA Autónoma.



Y nos detenemos en Micheli porque anunció que el 20 de noviembre -en el día de la soberanía- la CTA va a realizar un paro nacional con cortes de calles y de rutas y un acto en Plaza de Mayo. El objetivo de la medida es conseguir un bono de fin de año de 4 mil pesos para todos los trabajadores y aumentos en todos los planes sociales, así como un aumento de emergencia para los jubilados y por la exención del Impuesto a las Ganancias en el medio aguinaldo. Micheli dijo que, “si no hay respuesta, otra vez este diciembre nos va a encontrar en la calle, movilizados y con otro paro”.
[El discurso de Pablo Mcheli]



Y la verdad, ese paro es necesario hacerlo, porque la crisis, la recesión, la inflación, siguen golpeando a los de más abajo. Un dato: en el último año, en la ciudad de Buenos Aires más de 27.000 personas quedaron desempleadas (es decir, un 6,3% de desempleo). Los precios al consumidor aumentaron un 42% durante los últimos 12 meses, y la mayoría de los incrementos salariales en las paritarias no superaron 30%. 


Plata para el bono de $4000 para fin de año hay, pero el gobierno sigue privilegiando los negocios con los monopolios imperialistas, como por ejemplo con Chevron. Hace pocas horas se conocieron las cláusulas secretas del contrato de YPF con Chevron: para invertir 1.500 millones de dólares en el yacimiento neuquino de Vaca Muerta, en el contrato figuran garantías para la extensión de la concesión a 35 años, libertad para girar dividendos al exterior, topes máximos a las regalías que se pagarán a las provincias y una promesa de estabilidad fiscal absoluta. Además, como en el caso de los Fondos Buitre, cualquier litigio entre Chevron e YPF se dirimirá en tribunales extranjeros. De este modo, queda al descubierto que la ley de hidrocarburos responde exactamente a las clausulas secretas firmadas con Chevron y exigidas por esa compañía.

Así que en el día de la soberanía, los trabajadores tenemos que estar en la calle, garantizando el paro y exigiendo que la crisis la paguen los que se la llevaron con pala.